“A través de este ecosistema tecnológico, los países africanos podrán colaborar entre sí, comercializar con productos, compartir ideas, buenas prácticas, experiencias y oportunidades”